Inicio Deportes Número Diez Por: Manuel Gómez Muciño Goleador

Número Diez Por: Manuel Gómez Muciño Goleador

221
0
Compartir

Las eliminatorias de CONCACAF pasaron de ser un paseo a convertirse en una pesadilla total, para muestra basta un botón, el camino hacía Brasil 2014 fue un verdadero tren de emociones. Incluso por un momento México estuvo fuera del mundial. Al parecer semejante disgusto generó conciencia en el seno de la Selección Nacional y, para la presente eliminatoria, se han tomado las cosas con más seriedad. Incluso se ha dado la facilidad solicitada por los jugadores de realizar el entrenamiento lejos de la Ciudad de México, punto solicitado por los jugadores “europeos”. Son detalles como esos, los que nos demuestran que lo sucedido en la eliminatoria pasada no puede ocurrir de nuevo.

Para el hexagonal final, el rival en turno era Costa Rica. País que en lo futbolístico ha crecido como nadie en la zona, y que llegaba con la firme intención de repetir aquel famoso “aztecazo”. Con sus mejores elementos, y un equipo en gran momento, el partido por el liderato del hexagonal llegaba al mítico Estadio Azteca.

El equipo dirigido por Juan Carlos Osorio salía plagado jugadores en gran momento. Si bien las lesiones fueron un dolor de cabeza para realizar el armado del equipo, el once inicial lucía sólido e incluso contaba con el enorme respaldo del eterno Rafael Márquez. México ofreció en los primeros minutos una actuación bastante buena, un equipo que circulaba, buscaba espacios, y lo más importante: sin miedo o presión. El primer gol sería obra nada más y nada menos que de Javier “Chicharito” Hernández,  anotación que lo colocaba en el pedestal de arietes históricos del fútbol mexicano y que brindaba a la selección nacional la certeza de que podía arrebatar el liderato del hexagonal.

Poco antes de cumplir la segunda mitad un remate de Araujo se combinaba con una mala atajada de Keylor Navas para decretar el 2-0 mexicano que parecía cerrar el partido de manera definitiva.

La segunda mitad del partido resultó un verdadero somnífero para la afición en general. Con el resultado en la bolsa, los dirigidos por Juan Carlos Osorio jugaron con el resultado, pocas llegadas al arco contrario y un juego bastante pasivo terminaron por enfriar el encuentro de sobremanera. Probablemente ese fue el punto más criticado para el Tri durante todo la noche.

Finalizado el encuentro, y con los 3 puntos en la bolsa, la selección nacional garantizó dos cosas: el liderato del hexagonal y las continúas críticas que el conjunto mexicano sigue recibiendo a pesar de los buenos resultados. Aquí es donde deberíamos de aprender que la situación de México es buena, y no sufrir como los sucedido hace 4 años. Ahora en la agenda del conjunto tricolor se encuentra la visita a Trinidad y Tobago, visita que en caso de conseguir la victoria, pondría a México en posición inmejorable para robarse la eliminatoria, puesto que se recibirían dos partidos seguidos en el Estadio Azteca y la cosecha de puntos podría ser definitiva en la búsqueda de esa clasificación directa hacía Rusia.

Contacto: [email protected]

Compartir
Artículo anteriorAgenda Mexiquense Por: Pastor Tapia
Artículo siguienteLos Mexiquenses Quieren un Cambio… y yo También: Alfredo Del Mazo Maza Por: Carlos Héctor Peñaloza.

Dejar una respuesta