Inicio Estatal Diario de Campaña Moctezuma con AMLO; ¿Peña con el PAN? ...

Diario de Campaña Moctezuma con AMLO; ¿Peña con el PAN? Por: Raúl Río Valle

145
0
Compartir

Hace una semana se anunció que, en el marco de la presentación de su nuevo libro, AMLO integró una comisión para organizar una consulta y hacer la actualización del Proyecto Alternativo de Nación que presentará MORENA como programa de gobierno para la elección presidencial de 2018.

La comisión está integrada por el empresario regiomontano Alfonso Romo Garza, quien coordinará el equipo y tendrá como responsables sectoriales en Política y Gobierno a Claudia Sheinbaum Pardo,  en Economía y Desarrollo a Adrian Rodríguez; en Educación y Cultura a Laura Esquivel y en Desarrollo Social a Esteban Moctezuma Barragán.

Alfonso Romo es parte de un grupo empresarial norteño con sede en Monterrey que ya apoyó a AMLO en 2012. Claudia Sheinbaum y Laura Esquivel son estrechas colaboradoras de López Obrador. Las nuevas incorporaciones son la de Adrian Rodríguez economista del ITAM y Esteban Moctezuma, priista de toda la vida y brazo político del dueño de TV Azteca, desde la presidencia de la Fundación Azteca.

La incorporación de Esteban Moctezuma al proyecto de AMLO levantó ámpula y no es casual. Es nieto del general Juan G. Barragán, fue asesor económico en los gobiernos de Luis Echeverría y José López Portillo, también del gobernador Francisco Labastida Ochoa de Sinaloa en 1987-1992. En el gobierno de Ernesto Zedillo fue Secretario de Gobernación en 1994-1996, Senador de República en 1997, Secretario de de Desarrollo Social en 1998 1999. Y finalmente coordinador de la campaña presidencial de Francisco Labastida Ochoa en el año 2000. Por donde quiera que se le vea Esteban Moctezuma es un Zedillista.

Ernesto Zedillo, por cierto, ha escrito en The Whashinton Post que se han cerrado las posibilidades de acuerdo a través del diálogo con Trump. Que es errónea la idea de renegociar el TLCAN y lo más previsible es que Trump mate al TLCAN. En clara coincidencia con Carlos Slim que expresado también que lo más sensato es comenzar a negociar nuevos tratados bilaterales con Estados Unidos.

Ambas opiniones, la de Zedillo y la de Slim, rompen con la visión hegemónica hasta hace dos meses de Carlos Salinas, en la cual el TLC era la estrella polar que guiaba el neoliberalismo mexicano. Y que siguen sosteniendo desesperadamente desde Televisa Enrique Krauze, Héctor Aguilar Camín, Jorge Castañeda y, por supuesto, desde el gobierno Enrique Peña y Luis Videgaray. Quienes se niegan a reconocer que el TLC está muerto.

Es decir, que la política de Donald Trump vino a romper ideológica y políticamente al bloque dominante que desde 1982 viene impulsando la política neoliberal en México. Esa fracción del capital no se siente representada por la ya rancia política impulsada por los ideólogos del salinismo, ni por los personeros del PRI y del PAN que lo único que han atinado hacer es llamados al vacio para unir a México en torno al ya amortajado Peña.

La rebeldía popular en grandes regiones del norte del país por los gasolinazos del PRIANRD durante el mes de enero, hace que en la frontera norte de México y en el Bajío se estén vaciando electoralmente el  PRI y el PAN. En donde la fuerza ciudadana desde abajo, en medio y arriba se está corriendo aceleradamente hacia MORENA. Lo mismo ocurre con el PRD en Michoacán que también se está vaciando a favor de MORENA, como quedó demostrado en domingo 29 de enero con la presencia de AMLO. Lo mismo se espera en el Estadio Neza, en el Estado de México, el domingo 5 de febrero.

En el PRI del Estado de México por fin el viernes 27 de enero hubo humo tricolor a favor de la nobleza de Atlacomulco, queriendo extender temporalmente su dominio la dinastía de la familia Del Mazo. Peña Nieto se impuso a Eruviel Ávila a favor de su primo Alfredo del Mazo Maza. Ante el derrumbe de Peña y la debacle del PRI nacional y estatal, el reino de Atlacomulco derrota al priismo plebeyo del Valle de México, de no muy buena manera.

El rencor y resentimiento del priismo plebeyo se percibe. Sobre todo porque únicamente les prestaron el gobierno estatal en 2011, para garantizar el arribo de Peña Nieto a la presidencia de la República en 2012. Ahora la pregunta que se hace la clase política priista del Valle de México, en donde se concentra el 75% del electorado, es ¿cómo hacer para que gane Alfredo del Mazo III?

En medio del mar de corrupción, violencia, inseguridad y descontento social provocado por la crisis económica que se vive en el Estado de México. Y sí, pareciera una misión imposible hacer ganar al heredero de la dinastía del Mazo. Pero el reino de Atlacomulco parece haber decidido jugársela con uno de ellos, en medio del ciclón económico, político y social provocado por ellos en todo el país. Dan la impresión de que se la van jugar para sostener el único bastión que les queda, el gobierno del Estado de México… si es que ganan.

Es obvio que Eruviel Ávila no quiere a Alfredo del Mazo III y seguramente el gobernador es también correspondido. Si no fuera así, ¿para qué tanto jaloneo para derrotar a Alfredo por segunda vez consecutiva? Ahora los priistas del oriente deberán regresar el poder. Pero ahora la nueva pregunta que surge es ¿a quién? ¿Al PRI, a MORENA, al PAN? La duda corroe al priismo mexiquense por primera vez en su existencia. Y es bien sabido que la duda mata. El fantasma de la derrota del priismo mexiquense comienza a materializarse.

Y es que, aun cuando todo mundo reconoce que los operadores del PRI hicieron un buen trabajo para evitar la alianza del PAN y el PRD en el Estado de México. Eso a fin de cuentas resultó claramente insuficiente por el espectacular crecimiento de MORENA y de la profesora Delfina Gómez, que se ha colocado ante la posibilidad de triunfar.

Por eso desde el PAN Ricardo Anaya no ha dejado de insistir en la propuesta de traer como candidata a Josefina Vázquez Mota para el Estado de México, ya sin alianza con el PRD. A pesar del rechazo de los precandidatos locales del partido azul, que se oponen a ello. Por eso, mientras los precandidatos locales del PAN intensifican sus precampañas, Ricardo Anaya cabildea en las alturas políticas a favor de Josefina.

En ese contexto ha caído como bomba la develación hecha por el columnista de El Universal Salvador García Soto de que panistas y priistas como en 2006 y 2012 han sellado una ampliación de El Amasiato PAN-PRI para volcar a López Obrador nuevamente. El pacto de Los Pinos fue acordado por Ricardo Anaya y Santiago Creel del PAN, directamente con Enrique Peña Nieto la noche del 20 de enero el mismo día en que Trump ascendió al poder en Estados Unidos.

Dicho pacto contaría con el aval de Donald Trump, quién habría dicho a través de los contactos del mandatario gringo con Luis Videgaray, que no querían a AMLO en la presidencia de 2018 porque no inspiraba confianza. Según la versión el domingo 22 de enero, en el marco de la Asamblea Nacional del PAN Ricardo Anaya compartió con varios gobernadores panistas pormenores del “pacto de largo alcance con Peña” que en los hechos les garantiza una alianza antiAMLO con el PRI.

Dicha alianza PAN-PRI les garantizaría el gobierno del Estado de México para Josefina Vázquez Mota en el 2017, pues Peña prefería entregar el estado al PAN antes que a MORENA. El paquete incluye también la presidencia de la República para el PAN en 2018. Todo ello a cambio de que el panismo brinde “blindaje” a Peña y a su equipo. Blindaje que en español quiere decir impunidad.

Quedaba una duda en el aire ¿Presidencia de la república para el PAN en la persona de quién? La incógnita se despejó el pasado viernes 27. Anaya le dijo al diputado federal panista Marko Cortés que la candidata del PAN para el 2018 sería Margarita Zavala de Calderón. A cambio Ricardo Anaya pondrá y controlará a diputados y senadores panistas entre 2018 y 2014.

Lo de ceder al PAN en la persona de Margarita el 2018 no sorprende. Pero ¿habrá negociado Peña Nieto a su tío, a su primo y al priismo mexiquense? Podía suponerse que intentarían por lo menos mantener el poder en sus tierras. ¿Tan grande será la debacle del priismo mexiquense que piensan ceder su poder al PAN? De ser cierto una gran rebelión se levantaría en el PRI nacional y estatal.

Cuenta la leyenda que en 1940 la vidente de Atlacomulco, Francisca Castro Montiel profetizó: “Seis gobernadores saldrán de este pueblo. Y de ese grupo compacto uno llegará a la Presidencia de la República”. Ese papel le tocó a Peña Nieto. Lo que parece no quedó registrado en la leyenda es que quien llegara a Los Pinos los llevaría también a la derrota total y definitiva.

Dejar una respuesta