Inicio Deportes Con la Ley, Árbitros Doblegan a la Federación Mexicana de Fútbol

Con la Ley, Árbitros Doblegan a la Federación Mexicana de Fútbol

176
0
Compartir

 

* Suspenden un año a Pablo Aguilar, defensa de América y Enrique Triverio, delantero de Toluca. Ambos jugadores, deberán pagar una multa de 33 mil 970 pesos.

 

Después de analizar el caso, la Comisión de Apelaciones falló a favor de los árbitros, dando como resultado que Pablo Aguilar, defensa de América, y Enrique Triverio, delantero de Toluca, serán suspendidos un año, según informó la Federación Mexicana de Futbol a través de un boletín.

La Comisión de Árbitros apeló la sanción que había dado la Comisión Disciplinaria de 10 partidos de suspensión para el americanista y 8 para el artillero de los Diablos Rojos.

La Comisión de Apelaciones se basó en el artículo 2 de su reglamento para recibir la petición de la Comisión de Árbitros, pues: “es competente para conocer, revisar y resolver los recursos presentados en última instancia por los afiliados a la FMF”, indicó el boletín en el que se informó de la rectificación del castigo.

Además de la suspensión, ambos jugadores deberán pagar una multa de 33 mil 970 pesos.

Los argumentos de los árbitros para apelar dicha sanción era que en el reglamento de sanciones se estipula que los jugadores o cuerpo técnico que agredan a un integrante del cuerpo arbitral deben ser sancionados con un año de suspensión.

En este caso, las agresiones a Miguel Ángel Flores y Fernando Hernández en la Copa MX por parte de dichos jugadores molestaron al gremio arbitral, que realizó un paro de la Liga al considerar insuficientes las medidas.

Tras la resolución de la Comisión de Apelaciones, se espera el anuncio oficial de la Liga MX para que se reanude la actividad empezando este martes con los cuartos de final de la Copa MX.

Cabe señalar que el paro de los encuentros de futbol de la semana pasada, dejaron una pérdida de 55 millones de pesos a las empresas de los diversos equipos, sin contar con daños colaterales en convenios publicitarios, así como ventas en negocios que se tienen cerca de las sedes de los partidos que se debieron celebrar, cantidad que no se alcanza a cuantificar.

Dejar una respuesta